7 de julio de 2010

Esquila del ganado bovino

Hace un mes aproximadamente, os presenté un texto escrito por mi misma sobre la tradicional matanza del cerdo. En esta ocasión, quiero tratar otra actividad que también ha tenido mucho arraigo en el Páramo Leonés (y en el resto de España) y que es la esquila de la lana del ganado bovino.

Vamos allá:


La obtención del vellón del animal, generalmente por corte, se realiza una vez al año, entre mediados y finales de primavera. Los nombres que recibe esta actividad son: esquila, trasquila, esquileo o pela.

La esquila correctamente realizada observa una serie de pasos, que son:

  • La inspección del ganado un par de días antes, agrupando los animales por tipos raciales: carneros, mansos, ovejas, borras o corderos. También por el color de su lana: blanca, negra, marrón o pigmentada. Se procurará también separar a aquellos animales que sufran de parasitosis externa para ser esquilados en último lugar. Los animales enflaquecidos o los gestantes en los primeros o últimos meses de gestación deben ser esquilados por manos profesionales ya que requieren de cuidados especiales. Deberán intentar paliar el estrés que sufren los animales durante la esquila y que puede generar la muerte embrionaria.
  • La tarde anterior a la esquila, se deben recoger a los animales en el aprisco para favorecer un ayuno previo de 12-16 horas, todo ello para evitar posibles repleciones en la panza o que la lana se humedezca por la humedad del ambiente o lluvias.
  • El suelo del local de esquila, de madera u hormigón, se limpiará a fondo para obtener vellones exentos de tierra, polvo, restos orgánicos, suciedad, etc. También se debe comprobar que todo el material necesario para la esquila funcione correctamente.

Existen diversos métodos de esquila que se clasifican en cuanto al material utilizado:

  1. Mecánico (tijera o máquina)
  2. Químico (administración de drogas a los animales)

Tradicionalmente, la esquila en el Páramo se realizaba a tijera hasta hace 25-30 años. Actualmente, casi todos los ganaderos la realizan con máquinas. En cualquier caso, la operación era llevada a cabo por "cuadrillas" de esquiladores que pelaban de Abril a Junio a la mayoría de las ovejas de la zona.

La esquila a máquina presenta diversas ventajas frente a la esquila a tijera:

  • El corte se realiza a ras de piel.
  • Los segundos cortes no son necesarios, con lo que se evita posibles irritaciones en zonas clave del cuerpo del animal.
  • El corte es más uniforme.
  • El rendimiento de trabajo es mayor: más ovejas, en menos tiempo.

El rendimiento de esquila a tijera ronda 3-5 ovejas por hora dependiendo de la habilidad del esquilador, mientras que el rendimiento de esquila a máquina supera las 10 ovejas a la hora.

El esquileo químico consistía en administrar a los animales por vía oral o parenteral de 5 a 10 mg/kg de peso vivo de ciclofosfamida que es una droga anticancerígena que provoca la interrupción del crecimiento de la lana y su debilitamiento, hasta conseguir su caída. Este medicamento debía aplicarse una semana antes de cuando se prevé recoger la lana. Sin embargo, hoy en día esta técnica está prohibida por los diversos riesgos que tiene para los animales.

Técnica de esquila

El animal debe estar sentado y los pies del esquilador deben estar pegados al cuerpo del animal, sujetándolo firmemente con las rodillas. Se comienza a esquilar desde el pecho hacia abajo y posteriormente hasta el abdomen.


A continuación, se toma la cabeza y se comienza a cortar desde el cuello hacia abajo, por el lado de la pata delantera derecha.


Se continúa por el costillar y espinazo del lado derecho del animal hasta terminar en la pata trasera derecha.


Finalmente, se coloca la cabeza del animal debajo del brazo derecho y se empieza a cortar la lana del lado izquierdo, comenzando de igual forma desde la cabeza hacia abajo, terminando con el corte de la lana de la pierna izquierda.



Fuentes consultadas: Zootecnia: Bases de Producción Animal. Tomo III: Producción Ovina. Apartado 6. p. 157-159

Imágenes sacadas de: Esquila de Ovinos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada